Este sistema, de uso obligatorio, limitará la velocidad de todos los coches nuevos registrados a partir del 1 de julio. 

Los accidentes de tráfico son una de las principales causas de mortalidad en España. Por eso, como venía diciendo hace unos meses la Dirección General de Tráfico (DGT), en dos semanas se obligará a llevar el Asistente de Velocidad Inteligente (ISA). La implantación de esta norma se aplicará a todos los vehículos nuevos homologados desde julio de 2022, así como los nuevos vendidos a partir de 2024. 

El correr por las carreteras se va a acabar, y desde la Dirección General de Tráfico (DGT) quieren poner un límite. Con esta iniciativa se pretende reducir los accidentes de tráfico y con ello, salvar más de 25.000 vidas y evitar 140.000 lesiones en las carrreteras, así como reducir la mala calidad del aire y el cambio climático.  

Este dispositivo forma parte de uno de los ocho Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción (ADAS) que serán obligatorios en los coches de nueva fabricación del mercado europeo. Sin embargo, cabe destacar que esta nueva medida no implica a los modelos ya registrados antes de julio de 2022

El Asistente de Velocidad Inteligente se trata de un sistema que obligará a respetar los límites de velocidad. El dispositivo funciona a través de un software que conecta el Control de Crucero Adaptativo (ACC) con el Reconocimiento de Señales, y limita de forma automática la velocidad del vehículo.

A través de una cámara colocada detrás del retrovisor, el GPS y otros sensores que tenga el vehículo, el sistema detectará e interpretará las señales de tráfico y avisará al conductor del exceso de velocidad. En el caso de que el vehículo supere la velocidad máxima, el dispositivo emitirá señales ópticas, hápticas y/o audibles para informar al conductor.

Si el coche no reduce la velocidad, el sistema se encarga de reducirla automáticamente. Sin embargo, el dispositivo se podrá desactivar pulsando una tecla o al pisar el acelerador con más fuerza. Aunque si que es cierto que no se descarta que en un futuro desaparezca esta opción.

En escasas dos semanas, además del ISA, también serán obligatorios otros siete sistemas en los coches nuevos como la cámara trasera con detección de tráfico cruzado, el detector de fatiga y somnolencia con detector de pérdida de atención, la frenada de emergencia, la alerta de cambio involuntario de carril, el bloqueo del vehículo con alcoholímetrola caja negra y la alerta de cinturón en las plazas traseras.

Abrir chat
¡Muchas gracias por contactar con nosotros! ¿En que podemos ayudarte?